Primeros pasos

Una vez concertada la cita previa, podremos reunirnos y conocer con profundidad su situación. Le escucharemos y le preguntaremos al respecto de su caso para saber cuál es su problema y cómo poder guiarle hacia la solución.

En la primera reunión podremos determinar si podemos ayudarle, nos podrá conocer personalmente y verá nuestra forma de trabajo y si quiere que nos hagamos cargo de sus preocupaciones. Asimismo, servirá para vislumbrar si el problema tiene una solución en Derecho así como facilitarle un asesoramiento previo y cuantificar el precio de nuestros servicios.

Los principales objetivos de la consulta son aportar un asesoramiento preliminar y facilitar una toma de contacto con el asunto entre el Despacho y el cliente. La mayoría de los asuntos consiguen despejarse en la primera visita, facilitando los caminos a tratar para el cliente y detallando para el abogado cuáles son los procesos a iniciar. Justo por ello, desde Podium entendemos que este trabajo efectivamente desempeñado merece una remuneración, salvo cuestiones jurídicas muy concretas donde no es necesario.

Por norma general, tras la primera visita se estudiará qué pasos hemos de seguir y se proporcionará al cliente el presupuesto detallado de cuanto se realice.

El presupuesto contará con diversos tramos, decidiendo el cliente si quiere únicamente, por ejemplo, llegar hasta juicio, o incluir recursos.

Una vez aceptado, nos pondremos manos a la obra para conseguir materializar la solución al asunto concreto. Ello irá acompañado siempre de la puesta en conocimiento del cliente de la información relativa al estado del procedimiento.