Las tarjetas revolving son un tipo de tarjetas de crédito que permiten aplazar el pago de las compras para, en lugar de pagar a mes vencido como en una tarjeta de crédito o al contado como en una tarjeta de débito, pagar las compras a plazos aplicando intereses.

¿Cómo identifico una tarjeta Revolving?

Sin complicaciones, solo necesitas ver estos tres elementos

  • Observa el recibo del banco ¿El tipo de interés es mayor de 20?, tu tarjeta es Revolving.
  • En el contrato de la tarjeta puedes encontrar igualmente el interés aplicado, pueden aparecer como T.A.E. / T.I.N. (Tipo de Interés Nominal) o el C.E.R. (Coste Efectivo Remanente), y nuevamente, si es superior al 20% tu tarjeta es Revolving.
  • ¿Nunca terminas de liquidar la deuda aunque pagues religiosamente todos los meses? Probablemente estemos ante un contrato de tarjeta Revolving.

¿Qué se puede reclamar?

Si has devuelto ya el préstamo y entre intereses y capital has abonado más de lo que pediste prestado o del gasto realizado con la tarjeta, puedes reclamar la nulidad del contrato y la devolución del exceso de intereses y capital pagados. También puedes pedir la devolución del seguro y las comisiones que te hayan cobrado por la tarjeta en caso de haberlos.

Por el contrario, si todavía no has devuelto el préstamo o no has terminado de pagar el gasto que hiciste, puedes solicitar la nulidad del contrato y la devolución de los intereses excesivos que has pagado. Eso sí, tendrás que devolver el dinero que te prestó el banco más unos intereses razonables.

Si aun no te ha quedado claro, consúltanos y te calcularemos cuanto puedes reclamar.