No son pocos los supuestos de hecho en los que se sentencia condenatoriamente a acusados sobre los que ya recaían otras condenas. En estos supuestos, juega un papel importante la reincidencia, de cara a agravar las penas que son impuestas. La reincidencia en el Derecho penal español se regula en el apartado octavo del artículo 22 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, artículo donde se recogen las circunstancias agravantes.

El problema de los Antecedentes Penales

Se recoge en tal apartado que hay reincidencia cuando, al delinquir, el culpable haya sido condenado ejecutoriamente por un delito comprendido en el mismo título de este Código, siempre que sea de la misma naturaleza. También se expone que a los efectos de este número no se computarán los antecedentes penales cancelados o que debieran serlo, ni los que correspondan a delitos leves, así como que las condenas firmes de jueces o tribunales impuestas en otros Estados de la Unión Europea producirán los efectos de reincidencia salvo que el antecedente penal haya sido cancelado o pudiera serlo con arreglo al Derecho español.

Más información

Puedes leer más acerca de ello en la colaboración de nuestro compañero Mario Neupavert en el prestigioso Blog “Criminal Fact”, pulsando este enlace.

Por otro lado, si lo que necesitas es revisar tus antecedentes penales, obtener un certificado de antecedentes penales o cancelarlos, ponte en contacto con nosotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.