La constante subida de usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (en adelante VMPs) ha obligado al legislador a recoger de manera expresa a este tipo de dispositivos en el catálogo general de su Reglamento General de Vehículos, categorizándolos desde el 2 de enero de 2021 como un Vehículo más, y consecuentemente atribuyéndoles una serie de derechos y obligaciones.

Hasta la fecha los VMPs se han encajado en el papel con instrucciones de la Dirección General de Tráfico que de manera somera apuntan los definen en un primer texto (Instrucción 16/V-124, de 2016) como “vehículos de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño comprendida entre 6 y 25 km/h; y que luego hacen un mayor desarrollo en un segundo pronunciamiento” (Instrucción 2019/S-149 TV-108),en el cual se insta a los distintos municipios a recoger de manera expresa el uso de los VMPs dentro de sus ordenanzas de circulación, recomendando y animando a hacer un decálogo común de obligaciones y de posibles sanciones para los infractores.

Con la aprobación del Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, se empieza a poner firmeza en una construcción que ha crecido rápido, pero que lo ha hecho de forma irregular y sin mucha seguridad jurídica para usuarios VMP y para las propias corporaciones locales, las cuales han sostenido con casi total exclusividad la presión de la regulación del uso de este tipo de vehículos en sus respectivas ordenanzas de circulación.

El texto aprobado y publicado el pasado 10 de noviembre de 2020, pero con expresa vigencia a partir del 2 de enero de 2021, además de traer consigo la necesaria atribución a los VMP de la categoría de vehículo, insta a los usuarios a tener consigo un Certificado para la circulación, que según el propio texto es: 

Un documento expedido por un tercero competente designado por el organismo autónomo Jefatura Central de Tráfico en el que se acredita que el vehículo sometido a ensayo cumple con los requisitos técnicos de aplicación conforme a la normativa técnica nacional e internacional. Los vehículos de movilidad personal deberán obtener dicho certificado y la solicitud del mismo será realizada por los fabricantes, importadores o sus representantes respectivos en España.

El usuario de VMP deberá estar al tanto del llamado Manual de características de los VMP, que será “un documento elaborado por el organismo autónomo Jefatura Central de Tráfico y aprobado mediante resolución de su titular, en el que se establecerá los requisitos técnicos que los vehículos de movilidad personal deben cumplir para su puesta en circulación, la clasificación de los mismos, los procesos de ensayo para su certificación y los mecanismos que se emplearán para su fácil identificación. El manual se publicará en el Boletín Oficial del Estado y en la página web de la Dirección General de Tráfico (www.dgt.es). El manual será actualizado cuando se modifiquen los criterios reglamentarios en materia de vehículos, tanto de carácter nacional como de la Unión Europea, o cuando la aparición de nuevas formas de movilidad lo requiera.”

Pero lo más importante de todo es que estos dos apuntes empezarán a ser relevantes a partir de los 2 años desde la publicación del Manual de características de los VMPs, que será el que marcará en todo momento la línea de lo que se deberá recoger en el Certificado para la circulación de los VMPs, que deberán ser expedidos y facilitados por los fabricantes, importadores y/o representantes de estos en España.

Es decir, que como usuario de VMP lo que más te interesa saber es que al ser conductor de un vehículo recogido dentro del catálogo del Reglamento General de Vehículos deberás cumplir siempre las normas de circulación, respetando las velocidades de cada vía (sin sobrepasar en ningún momento los 25 km/h) y sin invadir las aceras o vías de exclusivo tránsito peatonal. Mención aparte de la falta de obligación, pero si una expresa recomendación de contratar seguro para circular.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *